El teletrabajo y la crisis

A causa de la crisis petrolera de la década de los 70 en EEUU, el físico Jack Nilles, ideó formas de optimizar los recursos, una de ellas fue llevar el trabajo al trabajador y no el trabajador al trabajo, de esta manera nace el concepto de “telecommuting”. Por otra parte, Peter Goidmark propuso trabajar en la ciudad sin tener la necesidad de salir del campo y así poder crear la “sociedad rural”, ya que gracias al uso de las telecomunicaciones el trabajador no tendría que desplazarse hasta su sitio de trabajo para poder desarrollar sus actividades laborales. Sin embargo, el desarrollo tecnológico del momento no permitió que esta nueva forma de trabajo se convirtiera en una realidad masiva. 

En la actualidad, los problemas de tráfico, la concientización sobre el medio ambiente y por supuesto, la necesidad de la empresas en hacerse flexibles y dinámicas han hecho del teletrabajo una herramienta para atraer a colaboradores y así competir en el mercado laboral. Cada vez hay más empresas que han adoptado esta modalidad para la comodidad y bienestar de sus colaboradores, y para el ahorro, del que se benefician los empresarios, debido a los gastos que conlleva tener un espacio físico y acondicionado para el trabajo.

El 2020 ha llegado con una crisis que ha cambiado no solo la forma de trabajo sino también la forma de vida en el mundo, la pandemia por coronavirus (COVID-19), ha hecho que nos replanteemos nuestro estilo de vida, nuestros valores y por supuesto nuestro trabajo. El no poder salir de casa, no poder estar con nuestros seres queridos y en la mayoría de casos ni siquiera poder ir a trabajar nos ha replanteado la importancia del desarrollo de una política de teletrabajo en nuestras empresas.

España entró en Estado de Alarma el pasado 14 de marzo y ha sido un mes en que las cifras en materia de empleo y seguridad social han sido abrumadoras. La Ministra de Empleo, Yolanda Díaz, anunció el jueves 2 de abril que para el mes anterior hubo una destrucción de casi 834.000 empleos, también anunció que el Servicio Público de Empleo (SEPE) concedió a 250.000 empresas prestaciones por desempleo de trabajadores sujetos a expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) a causa del coronavirus. A su vez, el Ministro de Seguridad Social comunicó que la baja de inscritos en la SS para el mes de marzo fue de 833.979, comparándolo con las crisis financiera del 2008 en donde hubo ese mismo descenso pero entre los meses de febrero a octubre de ese mismo año.

Entonces, si el teletrabajo es un concepto que estamos barajando desde 1970, y las telecomunicaciones, el internet y las aplicaciones para facilitar y automatizar los procesos están tan presentes en nuestro día a día:

  • ¿Por qué nuestra sociedad está tan poco preparada para enfrentar una situación como esta?
  • ¿Por qué si nuestras empresas cada día buscan innovar en la gestión de sus colaboradores no cuentan con las herramientas adecuadas para poder brindarles la oportunidad de trabajar desde su casa ante situaciones extraordinarias como la que vivimos ahora por el coronavirus?
  • ¿Será que solo un sector o las grandes empresas pueden costear herramientas de teletrabajo para sus colaboradores?.

Pues, desde Trabali te adelantamos que no. Teletrabajar y optimizar el tiempo nunca ha sido tan fácil y económico, sobretodo para las micropymes y pequeñas empresas. 

Recuerda:

“Es en la crisis que nace la inventiva, los descubrimientos y las grandes estrategias”

– Albert Einstein

Pronto os contaremos la solución… 

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *