Tiempo, nuestro más preciado recurso

¿Qué es tiempo? la RAE lo define como la “Magnitud física que permite ordenar la secuencia de los sucesos, estableciendo un pasado, un presente y un futuro” y si logramos profundizar un poco más, e irnos al ámbito organizacional, lo conceptualizamos como un “recurso” debido a que se utiliza como intercambio para la consecución de objetivos. Es decir, un empresario contrata a un trabajador por sus conocimientos y tiempo y le garantiza una contraprestación monetaria o en especie a cambio.

También sabemos que el tiempo es finito, las jornadas y horarios de trabajo tienen un principio y un fin y dentro de ellas también tenemos proyectos, metas y tareas que debemos realizar en determinadas fechas. Es por ello que gestionarlo de una manera eficiente nos ayudará a lograr los objetivos empresariales. A continuación, te dejamos unos sencillos pasos para ayudarte a mejorar la gestión del tiempo de tu empresa. 

  1. Para mejorar es necesario medir. En Trabali, te ayudaremos con la medición del tiempo, tendrás informes y estadísticas de horas trabajadas, puntualidad, horas de descanso, ausencias, etc. y a partir de allí podrás tomar decisiones para hacer más eficiente a tu equipo.
  2. Prioriza. Haced una lista de tareas y enumeradlas en orden decreciente  por grado de importancia y urgencia. 
  3. Una vez realizada la lista elige las más complejas para realizarlas a primera hora de la mañana, estudios afirman que es el  momento de mayor concentración y en donde estamos más frescos.
  4. Apóyate en la tecnología. Utilizar herramientas de gestión del tiempo como Trabali y de planificación como Trello, ayudará a que todos tus equipos estén en sintonía y perfectamente comunicados.
  5. Evita consumir mucho tiempo en actividades poco productivas, como la constante revisión de correos electrónico, reuniones extensas o atender continuamente el teléfono y/o redes sociales. 

Finalmente, lo más importante de todo es la constancia con la que tus trabajadores y tú utilicen este sencillo sistema para lograr nuevos hábitos y cambiar de la eficacia a la eficiencia. 

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *