5 Consejos para recuperarte de momentos embarazosos durante una videoconferencia.

Está claro que uno de los efectos de la pandemia del Covid-19 fue la migración masiva de sus puestos de trabajo de muchos empleados pasando de la oficinas a trabajar desde casa, este cambio, ha propiciado un cúmulo de situaciones embarazosas para los trabajadores. Todos hemos visto videos graciosos de bebes que se cuelan en entrevistas o reuniones de trabajo, o a la pareja o compañero que se pasea por detrás del video y distrae la atención de la reunión.

Por esto, traemos 5 consejos para recuperarnos de esos momentos embarazosos o evitarlos y así salvar un poco la dignidad.

  1. Prepara el ambiente.

Un poco de preparación antes de esa entrevista o reunión importante puede ser la diferencia entre el caos y el éxito. Cuida los detalles como: iluminación, sonido, orden del área donde hagas la reunión, avisa a las personas que viven contigo que estarás ocupando el espacio. Una buena preparación puede disminuir las posibilidades de tener un mal momento de forma considerable.

  1. Establece códigos de conducta

Hay convenciones aceptadas durante la celebración de una reunión, como por ejemplo: No usar el móvil, ser puntuales o respetar si alguien más tiene la palabra. Por eso dejar estas normas claras en la convocatoria de la reunión puede ahorrarte a ti como a tus compañeros un mal rato. Cosas sencillas como: recordar la puntualidad, pedir tener silenciados los micros y solicitar el derecho de palabra antes de hablar. Pueden hacer de tu reunión un espacio más productivo.

  1. El arte de continuar como si nada hubiese pasado.

Es posible que haya oportunidades donde sea más fácil dejar pasar, en lugar de lidiar con los problemas, por ejemplo, cuando hay micro-cortes en la comunicación o algún ruido repentino, no repetitivo. Es más sencillo dejar fluir la reunión que pausarla para intentar resolver un problema que es muy probable haya sido repentino y no recurrente.

  1. Cómo disculparse ante un problema técnico.

Aquí lo importante es tener conciencia del tiempo y del momento, como regla general es mejor esperar que sea nuestro turno de palabra para ofrecer nuestras disculpas si hemos perturbado o interrumpido al moderador de turno, sin embargo, si los problemas técnicos nos hacen acudir tarde a la reunión, lo mejor es comenzar con unas disculpas una vez podamos unirnos a esta.

  1.  En caso que algún comentario nuestro pueda ser incómodo a otro participante

Es momento de aplicar la discreción si se nos escapa algún comentario que pueda herir la sensibilidad de algún compañero de trabajo, siempre es mejor esperar a que acabe la reunión si queremos ofrecer una disculpas y así ahorrar el escarnio público. Sin embargo, la regla de oro para evitar estas situaciones es evitar hacer comentarios que puedan ser tomados de mala manera por nuestros compañeros de trabajo.  

Desde Trabali estamos de tu parte para darte no sólo como una herramienta tecnológica de vanguardia, sino como una empresa que cuida el recurso humano y el ambiente laboral en todos sus aspectos.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *