Finalmente llega el registro retributivo a las empresas

El registro salarial o retributivo es un documento en el que se recoge toda la información salarial de una empresa, donde se muestran las retribuciones tanto de hombres, como de mujeres que tienen en plantilla. Dicho registro está regulado a través del Real Decreto 902/2020, de 13 de octubre, de igualdad retributiva entre mujeres y hombres.

El objeto que tiene el Real Decreto es el de “establecer medidas específicas para hacer efectivo el derecho a la igualdad de trato y a la no discriminación entre mujeres y hombres en materia retributiva”

¿Qué debe contener el registro retributivo ?

Debe incluir desagregados por sexo los salarios anuales,  los complementos salariales y extrasalariales anuales, además de  las percepciones de horas extraoridinarias y horas complementarias anuales. Deberán distribuirse por grupos profesionales (según convenio colectivo), categorías profesionales (en función del grupo de cotización) o puestos de trabajo iguales o de igual valor.

También, se debe establecer en el registro retributivo, la media aritmética y la mediana de lo realmente percibido por cada uno de estos conceptos en cada grupo profesional, categoría profesional, nivel, puesto o cualquier otro sistema de clasificación aplicable.

Es importante consultar al representante legal de los trabajadores 10 días antes de elaborar el registro y antes de modificarlo, y en caso de apreciarse alguna anomalía en el registro, se debe incluir en el documento las medidas que la empresa tomará para rectificarlas. 

En el supuesto de que la empresa tenga más de 50 trabajadores y existe una diferencia del 25% o más entre los salarios de hombres y mujeres, deberá incluir una justificación de que esa diferencia no tiene relación alguna con el sexo de la plantilla.

Las personas trabajadoras tienen derecho a conocer el contenido del registro retributivo, pudiendo acceder a través de los representantes legales de los trabajadores, y en el caso de que no exista representación legal, la información que se facilitará se limitará a las diferencias porcentuales que existiesen en las retribuciones entre hombres y mujeres, desglosadas según la naturaleza de la retribución y clasificación.

Las empresas que no dispongan del registro retributivo podrían ser sancionadas según el régimen de infracciones y sanciones de la LISOS, en función de la gravedad de los hechos, donde las infracciones más graves podrán imponerse sanciones de entre 6.251 y 187.515 euros. 

Desde Trabali queremos que el trabajo sea más fácil y sencillo y como todas las empresas están obligadas a realizar el registro retributivo te dejamos a continuación la guía del Ministerio de Igualdad en el siguiente enlace https://we.tl/t-H3VlYSXQV2 y el modelo del registro.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *