¿Se puede llevar el ambiente tóxico del trabajo al teletrabajo?

En este 2020 la migración de los trabajadores de la oficina a la casa ha sido masiva, sin embargo, surge la duda si nos hemos llevado el ambiente del trabajo a la casa de la misma forma. La cultura laboral no se queda entre las 4 paredes de la oficina, sino que se viene con nosotros allí a donde estemos trabajando. Esta cultura forma parte de cómo nos comunicamos, qué comunicamos, porque canales lo hacemos y cómo nos tratamos.

Un ambiente de trabajo tóxico se refiere principalmente cuando las figuras de poder dentro de la organización, usan este poder para causar daño psicológico a sus compañeros o subordinados. Desafortunadamente, este maltrato psicológico no se limita al espacio físico sino que puede viajar con nosotros e instalarse en nuestro sitio de teletrabajo.

Las siguientes son unos ejemplos de cómo puede este ambiente tóxico trasladarse al teletrabajo:

  1. Los chismes o cotilleos de oficina toman una forma nueva: chats, sms o correos limitan nuestra capacidad de comunicación y convierten o deforman los mensajes casi siempre de forma negativa  
  1. Trabajadores pueden ser pasados por alto durante reuniones remotas: Opacar, bloquear o silenciar a alguien del equipo durante las reuniones es una de las peores formas de hacer sentir a alguien que su opinión no es válida o que él mismo no es valido para el equipo
  1. Algunos managers pueden “quemar” a su equipo de forma remota: largas sesiones de trabajo, acumulación de tareas, seguimiento excesivo, monitorización invasiva son algunas de las formas que más pueden quemar a los integrantes del equipo
  1. Pérdida de autonomía de algunos trabajadores: sobre-monitorización por parte de los manager, micro-management y otras prácticas nocivas pueden hacer sentir a las personas como que están perdiendo su autonomía y capacidad de gestionar su trabajo.
  1. En un ambiente tóxico, tus aliados son un salvavida: el apoyo entre compañeros es crucial para sobrellevar ambientes tóxicos de trabajo, sin embargo, la separación física hace perder la complicidad y enfría estas relaciones “salvavida”
  1. La distancia física puede ayudar, pero no lo puede arreglar todo: Poner tierra de por medio con las personas tóxicas de la oficina puede ayudar, sin embargo, hasta que no cambien estas prácticas difícilmente pueda mejorar el ambiente laboral